wifi

¿Internet lento? ¿páginas que no cargan rápidamente? Más allá de tratarse de un problema técnico, puede que estas señales le indiquen que está siendo víctima de los amigos del wifi ajeno. A continuación, le contamos cómo puede estar seguro de ello y, lo más importante, le presentamos algunos recursos que puede usar para detectarlos y arruinarles la fiesta.

Si ha notado que a ciertas horas del día la conexión es muy lenta o que su internet se desconecta varias veces sin ninguna razón técnica, es probable que alguien esté ‘colgado’ a su red wifi. Existen algunas herramientas gratuitas que le permitirán detectar intrusos, por ejemplo, en su móvil puede descargar aplicaciones como Fing, una herramienta para dispositivos Android y iOS, que le mostrará un listado de los equipos colgados a su red. Plataformas como Nertwork Discovery, para Android y iNet para iOS, cumplen funciones similares.

En su computador puede descargar Angry IP Scanner y Wireless Network Watcher.

Algunas compañías como D-link, ofrecen a los usuarios que adquieren sus routers la posibilidad de acceder a un sitio web no solo para detectar intrusos, sino también para bloquearlos, protegiendo 100 por ciento su red.

Los enrutadores ofrecen sistemas de conexión que protegen la comunicación y el intercambio de datos. Uno de ellos es WEP, antiguo y por ende más débil. Los cibercriminales pueden vulnerarlo en segundos. WPA le sigue y WPA2 es el mejor.

Lo ideal es pedirle al proveedor de internet que le configure la máxima categoría de protección.

Ahora bien, si usted compró el enrutador vaya al manual y revise cómo puede acceder a la configuración del mismo. La mayoría se accede digitando en el navegador: 192.168.0.1. Escoja WPA2 como protocolo.

Cambie también la contraseña por una combinación fuerte de letras y números. Incluso, si lo permite el equipo, elija ‘Esconder el SSID’, que significa que el nombre de su red wifi no estará visible a nadie.